¿Qué le pasó a Émile? Lo que sabemos de la extraña desaparición del niño francés de dos años

La última vez que fue visto el menor de tan solo dos años de edad fue en la isla de Le Vernet, ubicada en los Alpes de Alta Provenza

Actualidad 26 de julio de 2023 José Luis Montenegro
Captura%20de%20pantalla%202023-07-25%20a%20la%28s%29%209.51.32

El 8 de julio, un hecho conmocionó a la pequeña aldea de Le Vernet, en Francia. Un menor de apenas dos años de edad desapareció en hechos, aparentemente, desconocidos.

La región ubicada en los Alpes de Alta Provenza cuenta con al menos 645 habitantes, según el último censo de población elaborado en 2006. Según refirieron medios locales, el pequeño identificado como Émile jugaba en el jardín de la casa de sus abuelos en Haut-Vernet cuando, de pronto, desapareció sin dejar algún rastro.

Émile gozaba del primer día de vacaciones del jardín de niños en esa demarcación de los Alpes franceses, al norte de Niza, de tan solo 25 habitantes.

 La noticia circuló rápidamente por las calles y, fueron los vecinos, quienes emprendieron una búsqueda exhaustiva del menor sin éxito. Elementos de la Gendarmería francesa también se unieron a la misión de hallar al menor, y tampoco lograron avances notables.

Días después, el operativo de búsqueda fue cancelado a petición de los padres.

Las autoridades locales están trabajando a marchas forzadas para localizar a Émile y, entre las hipótesis planteadas, han revelado que el menor pudo haber sido devorado por una cosechadora.

Un agricultor dijo al diario Mirror que es muy común que, algunos animales como ciervos, se pierdan entre la maleza alta del campo y estos sean arrollados por las grandes máquinas agrícolas. El pequeño pudo haber tenido un destino similar, “si se perdió en la hierba alta”, comentó.

Como parte de las medidas implementadas 15 días después de la desaparición, ha sido impedir el flujo de entrada y salida de Haut-Vernte; e, incluso, la utilización de un programa informático para analizar los datos y pistas que se tienen sobre el caso.

La Gendarmería Nacional emitió una ficha de búsqueda para localizar a Émile, esto a pesar de que la familia ha cambiado en al menos un par de ocasiones, su declaración respecto a los datos generales del menor. Según el medio antes citado, la familia dijo que el niño portaba una camiseta amarilla, pantalones cortos y botas de montaña; después cambió su declaración.

 El móvil familiar es otra de las líneas de investigación de las autoridades francesas.

Te puede interesar
Lo más visto