Juez Justiniano Montero asegura se debe educar a las personas sobre la importancia moral de la función pública

El juez, quien además es miembro de la Comisión Iberoamericana de Ética Judicial, explicó que hace falta un ejercicio de políticas públicas que oriente sobre lo que debe ser la ética en la administración pública

Justicia 17 de mayo de 2024 ventana
53690461340_7b08ff8922_c

El magistrado Justiniano Montero, juez de la Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), dictó la Conferencia Ética y Corrupción, en la que afirmó que el mejor parámetro de control en las instituciones públicas de cualquier naturaleza es educar a las personas sobre la importancia moral de la función pública. 

El juez, quien además es miembro de la Comisión Iberoamericana de Ética Judicial, explicó que hace falta un ejercicio de políticas públicas que oriente sobre lo que debe ser la ética en la administración pública, sobre todo como inducción sistemática en cada institución, cada institución del Estado debe asumir dentro de su planificación estratégica ese pilar e invertir en ese eje, como forma de aportar a lo que se denominan las competencias blandas. No se trata de un problema de sanción sino de prevención, en tanto que la preservación ética es la visión que evita el acto que se convierte en tipo disciplinario . 

 “Hay que concientizar en esos parámetros, de forma tal que tú lo practiques en el accionar, en tu actuación, y esa forma de concebir ese modelo de desempeño del funcionario, es lo que se llama en la doctrina moral como ética aplicable al funcionario público”, explicó durante la conferencia. 

 El magistrado Montero consideró que el individualismo que practica la sociedad genera un analfabetismo moral y funcional en cuanto a las capacidades, lo que se refleja en el refrán del “búscame lo mío ahora”. Asimismo, aseguró que ese comportamiento constituye una falta de desarrollo moral. 

 “Ese comportamiento te está haciendo te estás haciendo daño a ti mismo y a tu familia en salud, en educación, porque no tienes rol crítico en la sociedad, te sientes una célula más dañada de un cuerpo social que de seguir ese trayecto avanza a un cáncer ético sin importar   que el cuerpo social llegue a su fase terminal”, explicó metafóricamente el juez Montero, haciendo referencia a lo nocivo de las prácticas de corrupción. 

 El juez, es un académico y experto en ética judicial explicó que esa falta de desarrollo moral se acentúa de manera considerable en los países de Latinoamérica y el Caribe. 

El tema de la construcción de un modelo de educación moral en las sociedades de estos tiempos vincula indisolublemente la ética pública y el buen gobierno como ejes imprescindibles, según la aseveración del ponente.  

 En la charla Ética y Corrupción, celebrada en el marco de la Conferencia del Poder Judicial 2024, estuvieron presentes magistrados de la Corte Suprema; así como jueces de distintas jurisdicciones del país, juristas, delegaciones extranjeras. También los integrantes del Instituto de Altos Estudio de Iberoamérica, conformado por 5 países de la región que asistieron a esta importante actividad. 

Te puede interesar
Lo más visto