Capitolios estatales en EEUU reciben amenazas de bomba

Las advertencias se produjeron tras una oleada de noticias falsas de tiroteos en los domicilios de funcionarios públicos en los últimos días.

Así va el mundo 03 de enero de 2024 REBECCA REYNOLDS
?url=https%3A%2F%2Fassets.apnews
Automóviles pasan frente al Capitolio de Mississippi, en Jackson, Mississippi, mientras la Policía del Capitolio responde a una amenaza de bomba dentro del edificio, el miércoles 3 de enero de 2024. (AP Foto/Rogelio V. Solis)

Varios capitolios de Estados Unidos recibieron amenazas de bomba el miércoles por la mañana que condujeron a breves evacuaciones o confinamientos mientras la policía investigaba, pero no se encontraron pruebas de explosivos.

Las advertencias se produjeron tras una oleada de noticias falsas de tiroteos en los domicilios de funcionarios públicos en los últimos días.

Connecticut, Georgia, Kentucky, Michigan, Minnesota, Mississippi y Montana fueron algunos de los estados que evacuaron sus oficinas o edificios. Los legisladores de Kentucky y Mississippi han comenzado a reunirse en sesiones legislativas.

El gobernador de Kentucky, Andy Beshear, dijo en X, anteriormente conocido como Twitter, que el Capitolio fue evacuado mientras la policía estatal investigaba una amenaza recibida por la oficina del Secretario de Estado. Dijo que todo el mundo estaba a salvo y que las autoridades eran conscientes de amenazas similares a otras oficinas en todo el país. La amenaza se recibió mientras los legisladores de Kentucky se reunían en el anexo del Capitolio para recibir formación sobre ética.

Los funcionarios de seguridad pública cerraron el Capitolio de Mississippi el miércoles por la mañana tras una amenaza de bomba en el segundo día de la sesión legislativa. El Senado estatal retrasó su reunión de la mañana después de que el edificio fuera evacuado y los perros detectores de bombas lo rodearan antes de que se diera el visto bueno.

 
“Se trata de una investigación en curso y no hay más amenazas para el Capitolio o los edificios circundantes”, dijo Bailey Martin, portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Mississippi.

Los cierres fueron breves en la mayoría de los estados.

El edificio del Capitolio de Montana reabrió sus puertas en menos de dos horas, después de que se realizara un rastreo del edificio y se determinara que la amenaza no era creíble, dijo Megan Grotzke, portavoz del Departamento de Administración.

Otros estados recibieron una amenaza, pero no cerraron. Se envió un “correo electrónico masivo” a “varias entidades estatales” de Wyoming, pero se determinó que no se trataba de una amenaza contra la seguridad y no se cerró ninguna oficina, dijo Kyle McKay, teniente de la Patrulla de Caminos de Wyoming.

Varios funcionarios públicos han sido objeto de llamadas de “swatting” en los últimos días. Swatting es una llamada de broma a los servicios de emergencia con la intención de provocar una respuesta policial.

Te puede interesar
Lo más visto